YouTube Issuu Twitter Facebook

Pasos para tener un seguro de casa

Noviembre de 2015 · Por: Revista Saludablemente
Pasos para tener un seguro de casa

Aquí te damos una pequeña guía de los pasos a seguir para tener un seguro de casa.

Considerar contratar un seguro de casa, no está considerado dentro del gasto familiar, incluso es un seguro poco conocido y despreciado por la cultura de "a mí no me va a pasar", sin embargo es fundamental, para tu tranquilidad y la de toda tu familia.

Debes considerar que tu casa es un patrimonio que a muchos mexicanos nos cuesta tener, años de arduo trabajo y la herencia que le dejarás a tus hijos o beneficiarios… ¿Por qué no cuidarla y sobre todo protegerla de cualquier siniestro?

Hoy debes analizar que los cambios climáticos y la situación de nuestro país no nos permite estar desprotegidos, zonas donde antes no llovía, se inundan, exceso de inseguridad, la facilidad con la que ahora pueden entrar a una casa sin usar tanta tecnología, o el incremento de sismos en el mundo.

Todo lo que está dentro y fuera de tu casa es una inversión que ya realizaste, ahora hay que cuidarla siguiendo sencillos pasos para tener un seguro de casa.

En general las personas no saben que existe un seguro de estas características o si lo saben no tienen idea alguna de que se trata.

Puede dar la impresión de que es demasiado costoso (tal vez porque la referencia puede ser el seguro de auto).

Por lo que primero que hay que hacer, es informarse, hoy desde internet puedes accesar a diferentes sitios de aseguradoras y de seguros que te ofrecen no sólo la descripción del producto sino también poder hacer cotizaciones en línea y mostrarte comparativos.

Posteriormente, ver tus necesidades reales, considerando, diversos factores que van desde el tipo de casa, si es residencial, departamento, de interés social o rentada. La zona en la que vives, si es de alto riesgo de inseguridad, si es provincia o esta en la ciudad, no es lo mismo la necesidades de una casa ubicada en Guadalajara que un departamento en el Distrito Federal. Las condiciones ambientales, si es una zona de alto riesgo de inundaciones, incendios o sísmica. La antigüedad del inmueble y si está hipotecada.

Esto es muy importante ya que si vives en una colonia donde no hay inundaciones no debes contratar un seguro que cubra todo, esto te permitirá hacer un ahorro al momento de pagar.

Al momento de cotizar un seguro de casa debes proporcionar los siguientes datos:

Hay diversas coberturas disponibles para un seguro de casa pero no es necesario contratar todas, tú puedes seleccionar las que más adecuadas tus necesidades aunque hay varias reglas que hay seguir para construir el paquete de coberturas. Por ejemplo: Si eres propietario del inmueble, es obligatorio contratar las coberturas de incendio y responsabilidad civil familiar para poder tener acceso a las demás coberturas. Hay que ser muy observador de los deducibles y coaseguros ya que aplican reglas diferentes a los demás seguros. Por otro lado, lee con detenimiento los contratos y sus exclusiones para evitar sorpresas o tragos amargos. Una vez elegido la póliza de seguro de casa que requieres, busca una aseguradora que sea confiable, que tenga presencia internacional y que lleve tiempo en el negocio. Para estar siempre protegido efectúa el pago de tu seguro en tiempo y verifica la renovación de tu póliza en cada vencimiento.

Importancia del Seguro de Hogar para un arrendador

Escrito por: Equipo de Redacción hipos.com

Como arrendador no es obligatorio contratar un seguro de hogar, sin embargo es muy beneficioso en múltiples ocasiones. Al no vivir ahí no te preocupa tanto estar protegido pero se trata de tu patrimonio y es una de tus fuentes de ingresos así que no tomes el riesgo de perderlos por culpa de eventos que están fuera de tu control. Te explicamos para qué sirve y cuáles son las coberturas muy útiles para ti.

Coberturas…. El seguro para vivienda proteja tanto el contenido como el edificio es decir la estructura de la inmueble. Como casero no es necesario contratar estas dos coberturas, ya que los contenidos dentro del domicilio no te pertenecen. Tienes la posibilidad de sólo cubrir el edificio y protegerte ante posibles conflictos con el inquilino. Te proporcionamos una lista de coberturas convenientes siendo alquilador:

La cobertura básica es contra incendios, rayos y explosiones. Los seguros de hogar son muy flexibles porque puedes ampliar la cobertura básica según tus necesidades y presupuesto:

Pérdida de rentas. Si la vivienda que estás rentando sufre un siniestro y es imposible vivir en ella, percibes la cantidad que mensualmente recibes al estarla alquilando.

Impago de alquileres. Te cubre varios meses a partir del primer impago brindándote tiempo suficiente para arreglar el conflicto con tu inquilino.

Defensa Jurídica. Tienes a disposición un equipo de abogados apoyando tu defensa jurídica para resolver los problemas con el ocupante.

Daños materiales. En caso de que el inquilino cause actos vandálicos.

Ser arrendador comporta riesgos en la medida que el inquilino puede dejar de pagar o dañar de manera significativa tu propiedad. Sin embargo, estas coberturas te aportan tranquilidad gracias al respaldo brindado por la compañía de seguros en caso de conflictos con tu alquilador. También es importante estar protegido ante fenómenos naturales, sobre todo en un país como México. Algunas coberturas de utilidad son:

Las restricciones

No obstante, no todos los inmuebles se pueden asegurar pues cada aseguradora maneja limitaciones y restricciones tales como:

Toma en cuenta…. Al momento de proporcionar el valor de tu inmueble a la aseguradora, ten en mente que no se trata del valor comercial sino del valor de reconstrucción por metros cuadrados. Es siempre recomendable que un perrito haga la evaluación ya que al no asegurar el bien a su valor real la compañía de seguros aplicará la regla de proporcionalidad la cual disminuye tu indemnización en caso de siniestro.

El seguro de hogar que contrataste como arrendador, inmueble que rentas sin ocuparlo, es deducible de impuestos de igual manera que los intereses reales de los créditos hipotecarios, impuesto predial, inversiones en construcciones, entre otros. El monto máximo de deducibilidad corresponde al 35% de los ingresos percibidos por las rentas.

Es un seguro integral para el Hogar, otorga tranquilidad y seguridad a la familia; con este producto MAPFRE está contigo ante aquellos eventos que puedan ocasionar daños a tu patrimonio y brinda protección para tu Familia.

Con Hogar Bien Seguro puedes recuperar las pérdidas económicas derivadas de incendios, robos, lluvias y terremoto, entre otros. Además puedes contratar servicios adicionales que te asistirán en casos de urgencias en tu hogar a consecuencia de rotura de plomería, rotura de cristales, pérdida o robo de llaves del domicilio y por tanto impida el acceso al hogar o al vehículo del titular, servicios de asistencia en viajes, y muchas más.

Para tu Patrimonio

Edificio: Conjunto de construcciones materiales principales y accesorias (tales como bardas, albercas, patios exteriores, escaleras exteriores y construcciones adicionales dentro del mismo predio asegurado) destinadas a habitaciones particulares con sus instalaciones fijas de agua, gas, electricidad, calefacción, refrigeración y otras propias del edificio. En el caso de edificios bajo el régimen de propiedad en condominio, quedan incluidas las partes proporcionales de los elementos y/o áreas comunes del edificio. Protegemos la construcción de tu vivienda por Daño físico directo.

Contenidos: Se contemplan los siguientes tipos de bienes:

Bienes muebles, enseres, ropa y otros objetos o bienes de uso doméstico o familiar.

Los cristales mayores a los 4 milímetros de grosor.

Equipo Electrodoméstico y/o Electrónico, tales como computadoras, televisores, video-casseteras, aspiradoras, congeladores, estufas eléctricas, hornos de microondas, lavadoras de ropa, esta definición se establece en forma enunciativa y no limitativa.

Mejoras o adaptaciones hechas al inmueble.

Joyas y objetos de arte o de difícil reposición, como son: cuadros, esculturas, gobelinos, antigüedades, artículos de plata y/o colecciones de cualquier tipo.

Dinero en moneda o billetes bancarios.

Protegemos tus contenidos por Daño físico directo.

Remoción de escombros:La indemnización consiste en los gastos que sea necesario erogar para remover los escombros de los bienes afectados, como son: demolición, limpieza o acarreos y los que necesariamente tengan que llevarse a cabo para que los bienes asegurados o dañados queden en condiciones de reparación o reconstrucción.

Gastos extraordinarios:La cobertura consiste en pagos de renta de casa o departamento u hotel; así como los gastos de mudanza, seguro de transporte del menaje de casa, almacenaje del mismo y las cuotas de mantenimiento. El pago de los gastos cesará cuando el asegurado se reinstale definitivamente en su domicilio con un periodo máximo de 4 meses.

Pérdida de rentas: Cuando la vivienda está habitada por personas bajo contrato de arrendamiento y a consecuencia de incendio explosión el inquilino tuviere que deshabitarla, esta cobertura indemniza al asegurado en el pago que por concepto de rentas deje de percibir por un periodo máximo de 4 meses a partir de la fecha en que ocurrió el siniestro.

Cristales: Cubre la rotura accidental de los cristales incluyendo el decorado como plateado, dorado, teñido, pintado, grabado, cortes, rótulos, emplomados, realces y análogos, domos, acrílicos, vitrales, lunas y espejos incluyendo sus marcos cuyo espesor sea mayor o igual a 4mm.

Robo: Se cubren los bienes de uso doméstico por robo, entendiéndose por este el perpetrado dentro del inmueble mediante el uso de la fuerza con violencia a la vivienda o por asalto físico o moral a la familia, cubre también los daños materiales al inmueble o contenidos, con motivo del robo o del intento de tal robo.

Equipo electrodomésticos:Quedan amparados los equipos Electrodomésticos y/o Electrónicos, tales como computadoras, televisores, video-casseteras, aspiradoras, congeladores, estufas eléctricas, hornos de microondas, lavadoras de ropa, esta definición se establece en forma enunciativa y no limitativa, contra:

Impericia, descuido o sabotaje.

La acción directa de la energía eléctrica como resultado de cortos circuitos, arcos voltaicos y otros efectos similares, así como el daño material por la acción indirecta de electricidad atmosférica.

Errores de diseño, defectos de construcción, fundición y uso de materiales defectuosos.

Defecto de mano de obra y montaje incorrecto.

Rotura por fuerza centrífuga.

Cuerpos extraños que se introduzcan a los bienes asegurados.

Dinero en efectivo:Se cubre el dinero en efectivo, en metálico o billetes de banco, por robo, entendiéndose por este el perpetrado dentro del inmueble mediante el uso de la fuerza con violencia a la vivienda o por asalto físico o moral a la familia dentro de la vivienda.

Objetos personales: Se cubren los artículos de uso personal por la pérdida ocasionada por el robo por asalto en tránsito mediante el uso de violencia moral o física, quedas asegurado tu, tu conyugue e hijos mientras vivan en la misma vivienda.

En general, la cultura del seguro tiene un desarrollo limitado en México. A pesar de ser la economía número 15 en el mundo en términos de Producto Interno Bruto, nuestro país desciende más allá del lugar 60 si se trata de aseguramiento.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) solo 1.3 millones de hogares, equivalentes al 4.5% de las viviendas en el país, cuentan con un seguro contra daños.

Este porcentaje no considera las pólizas asociados a créditos hipotecarios que, como veremos más adelante, responden a intereses específicos de las instituciones financieras.

La Condusef deja claro que “esta situación pone en riesgo el patrimonio de muchas familias ya que México, por sus características climáticas, su topografía e hidrografía, es propenso a sufrir el embate de diversos fenómenos naturales.”

Renán Sánchez, broker y asesor patrimonial certificado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, define al seguro de vivienda como una forma práctica y barata de proteger nuestro patrimonio, así como los daños que por, descuido o accidente, podamos ocasionar a terceros.

En México, existen al menos 26 empresas aseguradoras debidamente establecidas que ofrecen esta cobertura. Los términos de la contratación pueden ser muy variados pero lo ideal es contemplarlos en función de la circunstancia del inmueble y de los intereses particulares de sus habitantes.

¿De qué me protege un seguro de vivienda?

Daños ocasionados por causas naturales como: incendios, rayos, inundaciones, huracanes, terremotos y erupción volcánica.

Daños ocasionados por accidentes domésticos como: explosión e incendio.

Daños ocasionados por delincuencia como robo y asalto dentro y fuera del hogar.

Los bienes que están dentro de la vivienda. A diferencia de lo que muchos creen, para tener esta cobertura no es necesario tener y entregar facturas de todos los enseres o valores. Un inventario o un archivo fotográfico pueden servir de constancia.

Cobertura de Responsabilidad Civil. De esta protección depende la indemnización por daños y perjuicios no dolosos causados a terceros o a sus bienes, como por ejemplo una fuga de agua que inunda una vivienda contigua, un incendio que se extiende a otra casa. Incluso que nuestro perro muerda a un vecino o que la empleada doméstica provoque que uno de nuestros invitados se resbale.

Algunas aseguradoras cubren también daños causados por el asegurado por un evento fortuito durante un viaje en el extranjero. Alfredo Montoya, ejecutivo patrimonial de GMX Seguros afirma que la responsabilidad civil tiene que ver con “accidente, o acciones propias, de los familiares que viven con nosotros, empleados domésticos o mascotas que afecten a otras personas o a sus bienes”. GMX está especializada en la cobertura de responsabilidad civil. El seguro de casa habitación, junto con el de responsabilidad profesional son los productos con mayor movimiento en esta compañía.

En muchos casos, las compañías incluyen servicios de asistencia y reparación de plomería, cerrajería, instalaciones de gas y de luz, y reposición de cristales Existen coberturas extendidas más específicas, entre ellas la remoción de escombros y gastos extraordinarios como podrían ser el pago de la renta de otro inmueble o tarifa de hotel mientras nuestra vivienda esté en reparación; otras protecciones posteriores al siniestro como cambio de combinación de cerraduras, traslado en ambulancia y atención médica. Otras coberturas consideran beneficios adicionales como el traslado de los menores con algún familiar en caso de que alguno de los padres resulte afectado y no pueda hacerse cargo de sus hijos, o el transporte hacia y desde el colegio.

Todo depende de los intereses, expectativas y posibilidades, así como de los principales riesgos para el contratante.

Si tu casa está hipotecada

Esta circunstancia es quizá la que genera mayor confusión entre los consumidores, porque los bancos y otras instituciones financieras incluyen un seguro de vivienda y ello hace pensar a los deudores que toda su propiedad está protegida. No es así del todo.

Estas entidades comúnmente aseguran los llamados saldos insolutos de los créditos; esto significa que la póliza sólo cubre el saldo vigente adeudado al momento del siniestro; y, por tanto las instituciones financieras sólo están protegiendo sus propios intereses. Ni el pago del enganche, ni el valor total de la vivienda, ni los bienes muebles están considerados en estos instrumentos.

Fernando Ramírez, agente de Rava Seguros explica que lo que los bancos protegen es la deuda. “Si se destruye la vivienda a la mitad del plazo, la aseguradora pagará al banco únicamente el monto que adeuda el contratante; por tanto se recomienda aumentar la suma asegurada cada año o tomar otro seguro que cubra la diferencia entre la deuda y el valor de reposición del domicilio”.

Cuando rentas, también tienes que protegerte

Ser inquilino no cancela los riesgos ni la responsabilidad que enfrentarías en caso de un siniestro. Para un arrendatario, el seguro de vivienda no sólo es válido, sino que resulta igualmente conveniente.

De acuerdo con el broker Renán Sánchez, lo importante en este caso es detallar las coberturas aplicables. “Si no eres dueño o rentas, por supuesto que te conviene contratar un seguro para proteger tus contenidos y cubrir la responsabilidad civil que pudiera originarse por daños a terceros, entre los que puede incluirse el mismo dueño del inmueble”.

Para armar un paquete a la medida de tus necesidades y posibilidades:

«Difundir Artículo»

DESCARGAR GRATIS LEER

SALUDABLEMENTE #56

qr

DESCARGAR NÚMEROS ANTERIORES

  • Saludablemente #56
    DescargarLeer
  • Saludablemente #55
    DescargarLeer
  • Saludablemente #54
    DescargarLeer
  • Saludablemente #53
    DescargarLeer
  • Saludablemente #52
    DescargarLeer
  • Saludablemente #51
    DescargarLeer
  • Saludablemente #50
    DescargarLeer
  • VER TODAS

    Contáctanos Aquí

    Teléfono: 5093952

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook
    clientes

    Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México. Leer nuestro Aviso de Privacidad. Diseñado y producido por Mercadotecnia Especializada.


    Teléfono: 5093952    Email: hola@saludablemente.com.mx  

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook