YouTube Issuu Twitter Facebook

Los Ninis

Noviembre de 2015 · Por: Revista Saludablemente
Los Ninis

Los jóvenes que no trabajan ni estudian tienen el peligro de entrar en un área de confort de la que se puede salir sólo con cambios a nivel personal. El reto del nini es aprender a arriesgarse por un empleo, aun en condiciones adversas.

Ser nini es una respuesta de enojo a diversas situaciones, entre las más importantes que no existe el trabajo que quieren. Esta población se siente defraudada no solo por el sistema, también por sus padres y la escuela.

Un 17% de los casi 38 millones de jóvenes en el país entre 12 y 29 años son ninis, es decir que no estudian ni trabajan, según el Instituto Mexicano de la Juventud. El 61% de los mexicanos dice conocer a una persona en esta condición, a diferencia del 58% que refería ese dato en el 2011. Esto evidencia que esta condición social va en aumento.

La clave en este problema es la familia

Muchos de estos jóvenes proceden de hogares sobreprotectores, donde los padres acostumbran a los hijos a resolverles cualquier problema, incluyendo el laboral, así que entran en una zona de confort o del mínimo esfuerzo.

Hay papás que argumentan que su hijo no puede laborar mientras está estudiando porque “el chico se distrae”. Lógicamente al egresar, el joven no estará familiarizado con la realidad de un mercado competido y con pocas opciones.

El ‘nini’ necesita cambiar su mentalidad, comprender que no se puede percibir un gran salario si no cuenta con las competencias y experiencia.

“Todo el mundo me queda a deber, mis padres, mi escuela, el gobierno” eso es un pensamiento activo en el nini. En vez de vivir en esta molestia eterna, el joven debe tener disposición para visitar empresas una y otra vez y exponer el deseo de querer “ser guiado” en esa organización para empezar una la carrera laboral exitosa, a base de esfuerzo y constancia.

Otra actitud que ayudaría al nini es dejar de devaluar sus capacidades y aptitudes frente a las empresas, y saber que lo que no se tiene se puede aprender si hay disposición.

Hay que movilizar al joven, orientarlo a detectar sus áreas de interés, estudiar con ellos las posibilidades de empleo en esos temas y retroalimentarlos. Si los padres facilitan las cosas, incluyendo la manutención, mucho menos saldrán del área de confort.

Pero los Ninis, los que no estudian ni trabajan no solo se refiere a los jóvenes, sino también a los adultos, a personas jubiladas, amas de casa que tienen a alguien que les hagan las tareas del hogar y que dan pauta a una mente ociosa, a problemas emocionales como la tristeza, esquizofrenia, depresión, neurosis etc.

En caso de que usted o alguien conocido transite por este complejo estado emocional, acuda a un especialista, busque información y sepa que siempre existe una solución cuando la persona así lo decide.

“El Hombre libre Puede Liberar Al Hombre”

«Difundir Artículo»

DESCARGAR GRATIS LEER

SALUDABLEMENTE #56

qr

DESCARGAR NÚMEROS ANTERIORES

  • Saludablemente #56
    DescargarLeer
  • Saludablemente #55
    DescargarLeer
  • Saludablemente #54
    DescargarLeer
  • Saludablemente #53
    DescargarLeer
  • Saludablemente #52
    DescargarLeer
  • Saludablemente #51
    DescargarLeer
  • Saludablemente #50
    DescargarLeer
  • VER TODAS

    Contáctanos Aquí

    Teléfono: 5093952

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook
    clientes

    Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México. Leer nuestro Aviso de Privacidad. Diseñado y producido por Mercadotecnia Especializada.


    Teléfono: 5093952    Email: hola@saludablemente.com.mx  

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook