YouTube Issuu Twitter Facebook

La fidelidad no ha pasado de moda

Noviembre de 2015 · Por: Revista Saludablemente
La fidelidad no ha pasado de moda

La fidelidad brota del amor a lo que es realmente valioso y significativo, ya sea hacia una amistad, la pareja o a los principios en los que creemos profundamente. Al decidir serle fiel a una persona o a un ideal, lo que estamos haciendo es valorar la riqueza de aquella persona, o apreciar con vehemencia aquello que defendemos porque pensamos que en ello hay verdad.

Las palabras fiable, fe, confiar en alguien, confiarse a alguien... están emparentadas entre sí, por derivarse de una misma raíz latina: fid. El que descubre el elevado valor del amor conyugal, visto en toda su riqueza, cobra confianza en él, adivina que puede apostar fuerte por él, poner la vida a esa carta y prometer a otra persona crear una vida de hogar.

Ahora bien, si este valor es trascendental en las relaciones de amistad, pensemos cuánto más en las sentimentales; en otras palabras, aquella relación en la que hemos puesto todo nuestro corazón y a la que especialmente hemos prometido ser fieles. Si bien, en la actualidad se han ido diluyendo ciertos valores que antes eran norma, como el peso de dar la palabra, la fidelidad aún es posible al mismo tiempo que es imprescindible sobre todo si deseamos una relación honesta que tenga éxito a través de los años.

Este valor se practica entre dos personas libres, que se aman, se respetan y desean construir un futuro estable; por lo tanto, ser fiel es la decisión de honrar la relación de pareja y el compromiso de exclusividad que asumimos al unir nuestra vida a la de esa persona amada, nuestro conyugue. Por lo que, el ejercicio de la fidelidad se debe practicar desde las emociones y los pensamientos, ya que es allí donde nacen las acciones; en el deseo del corazón.

Por lo tanto, la fidelidad hay cultivarla día a día. Invertir en la relación no es como una vacuna que nos libra de padecer de una enfermedad de por vida, es más como una vitamina que debemos tomar día a día, para fortalecernos y cuidarnos.

Es un mito pensar que por amar a nuestro cónyuge no seremos atraídos por alguien del sexo opuesto en alguna ocasión. De ahí que, al atravesar un momento de peligro como ese debemos realizar una mayor intervención en la relación matrimonial, esto es, tomar la “pastilla” diaria que nos levante las defensas contra la infidelidad. En este momento de vulnerabilidad deben surgir todos los razonamientos necesarios que nos motiven a pensar en esa persona amada, en sus cualidades y en las cosas que, tal vez por el correr diario, hemos dejado de abonar a la relación.

Un detalle importante a considerar cuando se sienta atraído por otra persona que no es su conyugue es preguntarse: ¿Por qué es fácil ilusionarse con una persona extraña que se presenta interesada en nosotros, amable, atractiva y sensual? Porque, la novedad excita y oculta las imperfecciones. Los sentimientos hacia una persona del sexo opuesto se pueden desarrollar cuando se está en una situación de contacto frecuente. En estas situaciones existe la oportunidad de que se desarrollen la atracción, afecto y pasión. Esto puede ocurrir entre compañeros de trabajo, amigos íntimos, o vecinos que invierten más tiempo en esa relación de amistad que en su matrimonio. Inicialmente ésta relación puede parecer muy natural, casi irresistible y hasta justificada con disculpas como: “sólo somos amigos”, o “en casa no me entienden y esta persona si me escucha y comprende”, entre otras. Por lo tanto, es importante conocer nuestra vulnerabilidad. Algunos especialistas sugieren la existencia de factores que estimulan la atracción y la química corporal como: la apariencia física, el hecho de que una persona sea muy sociable, intelectual o atenta, una fragancia atrayente en alguien disponible o el consuelo en momentos de dolor. Es importante aclarar que las circunstancias pueden ser casuales, pero si no se cultiva la relación matrimonial en pequeños detalles como: arreglarnos para nuestra esposa o nuestro esposo, oliendo rico para él o ella, ya que si dejamos espacios descuidados que son importantes para nuestra pareja, es posible que una tercera persona se introduzca en esas grietas que hemos dejado crecer en la relación marital.

Si está experimentando atracción por alguien más que su cónyuge, deténgase mientras aún hay tiempo, ya que al quebrantar el pacto de fidelidad, se quiebra la confianza que es como un frágil cristal difícil de reparar. El precio de hacerle daño a la persona amada debe considerarse muy seriamente. Adicionalmente, para cubrir la infidelidad se desarrollan otras conductas nocivas tales como la mentira, la irresponsabilidad y el abuso. Por otro lado, es frecuente que las finanzas familiares se vean afectadas y se experimentan sentimientos de culpa y soledad. En resumen, se pone en riesgo el proyecto de vida que se ha venido construyendo con esfuerzo individual y familiar a través de los años. Debemos preguntarnos si vale la pena arriesgar lo que nos ha costado construir, por tanto tiempo: la familia, la admiración de los hijos, la confianza que genera ser una persona de palabra, la salud, y tranquilidad emocional. Este ejercicio nos permite valorar lo verdaderamente importante en la vida y reconocer la futilidad de una relación extramarital cuando hay tanto en juego.

Por consiguiente, ante cualquier otra ocupación cultive la cercanía con su conyugue:

La fidelidad nos otorga identidad, paz, armonía con nosotros mismos, y con los demás. Ser fieles nos brinda energía, nos ayuda a cultivar la relación de amor que decidimos construir el resto de nuestros días, además nos aporta dignidad y honorabilidad.

«Difundir Artículo»

DESCARGAR GRATIS LEER

SALUDABLEMENTE #56

qr

DESCARGAR NÚMEROS ANTERIORES

  • Saludablemente #56
    DescargarLeer
  • Saludablemente #55
    DescargarLeer
  • Saludablemente #54
    DescargarLeer
  • Saludablemente #53
    DescargarLeer
  • Saludablemente #52
    DescargarLeer
  • Saludablemente #51
    DescargarLeer
  • Saludablemente #50
    DescargarLeer
  • VER TODAS

    Contáctanos Aquí

    Teléfono: 5093952

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook
    clientes

    Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México. Leer nuestro Aviso de Privacidad. Diseñado y producido por Mercadotecnia Especializada.


    Teléfono: 5093952    Email: hola@saludablemente.com.mx  

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook