YouTube Issuu Twitter Facebook

Curar el cuerpo, sanar el espíritu

Octubre de 2012 · Por: Dra. Mariana Moreno B. Para: Revista Saludablemente
Curar el cuerpo, sanar el espíritu

"Somos un espíritu en un cuerpo"

Patanjali

El camino de la enfermedad es como un maestro. En lugar de asustarnos o enojarnos por estar enfermos, debemos preguntarnos ¿Cuál es la lección? ¿Qué es lo que tengo que aprender con esta enfermedad? ¿Qué puedo cambiar en mi forma de vivir, de pensar para no enfermar otra vez? Cuando alguien por ejemplo enferma de Cáncer puede ser que lleve mucho tiempo, tal vez desde la infancia cargando mucho odio, rencor hacia su agresor y si se le pregunta que desea ahora en su vida, nos dice que quiere que todo esté como antes. Pero esta forma de vivir fue lo que lo enfermó su cuerpo físico, su mente rumiaba pensamientos de odio a cada momento del día.

Para curarnos de afuera hacia adentro con todos los tratamientos, debemos sanar el espíritu de dentro hacia afuera y para eso se deben hacer cambios drásticos. Aprender a pensar positivamente, cada pensamiento o sentimiento negativo crea sustancias que son como venenos que circulan por la sangre y dañan las células poco a poco. Cambiar nuestra alimentación, comer 5 frutas al día, tomar más agua. Hacer respiraciones profundas varias veces al día.

Practique meditación, puede sentarse cómodamente, visualice el aire que inspira de color blanco y que llega a cada parte de su cuerpo en especial la parte enferma y al sacar el aire, vea el aire de color negro y mándelo al espacio. Purifique su entorno, ponga más plantas, oiga música clásica, cantos gregorianos, tibetanos, música alegre. No diga "estoy enfermo" puede decir yo soy la expresión perfecta de la salud, amor, paz, alegría de Dios en acción, en mi y deseo verlo, amen, amen, amen (tres veces para que se manifieste física, mental, espiritual).

Use ropa de colores claros, no al negro o gris. Perdone, eso no es fácil y no tiene que contactar al agresor, usted puede decir te perdono y te envuelvo en mi círculo de amor, amen, amen, amen. Pida al arcángel Zadquiel de la llama violeta que transmute todo el odio, rencor, miedo, vergüenza, tristeza, dolor, soledad, en amor y paz, amen tres veces. Visualícese sano, hermoso, como le gustaría estar. Si tiene relaciones toxicas, déjelas, pida ayuda psicológica, para no repetir conductas autodestructivas, usted se merece lo mejor de la vida. Eleve su autoestima, quiérase más, sea mas flexible, tenga mas fe y misericordia por usted y por los que no son tan afortunados.

Autor(a)
Dra. Mariana Moreno B.
marianamb18@yahoo.com.mx

«Difundir Artículo»

DESCARGAR GRATIS LEER

SALUDABLEMENTE #56

qr

DESCARGAR NÚMEROS ANTERIORES

  • Saludablemente #56
    DescargarLeer
  • Saludablemente #55
    DescargarLeer
  • Saludablemente #54
    DescargarLeer
  • Saludablemente #53
    DescargarLeer
  • Saludablemente #52
    DescargarLeer
  • Saludablemente #51
    DescargarLeer
  • Saludablemente #50
    DescargarLeer
  • VER TODAS

    Contáctanos Aquí

    Teléfono: 5093952

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook
    clientes

    Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México. Leer nuestro Aviso de Privacidad. Diseñado y producido por Mercadotecnia Especializada.


    Teléfono: 5093952    Email: hola@saludablemente.com.mx  

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook