YouTube Issuu Twitter Facebook

Nuestro patrimonio

Octubre de 2012 · Por: José Rodríguez Peláez Para: Revista Saludablemente
Nuestro patrimonio

Mi padre me repetía con frecuencia: "Sólo tenemos lo que damos". Hoy me permitiré corregirlo un poquito: "Sólo al dar conocemos lo que tenemos". Porque el hombre no es alguien que tiene que recibir. Ya lo tiene todo. No es un necesitado, sino un dador.

Dar es una de sus cualidades esenciales. Es la imagen del Amor, del infinitamente Generoso. Quien no se atreve a dar es porque no ha conocido a Dios. Por eso tampoco goza de la Vida. La ignora. Jesús lo deja claro en su parábola de los talentos. 1

El que enterró el suyo lo hizo por miedo a perder. Cuando en el reino de Dios nada se extravía o desgasta. En "la casa" del Padre ni se resta ni divide. Sólo se suma y multiplica. Ese es el secreto de los que no esconden el talento dado. Conocen las reglas de este universo espiritual. Nada se puede perder. 2

Todo se desarrolla, progresa e incrementa. Pero, ¿cómo multiplicar? El Maestro nos lo enseña con una lección práctica. Lucas recoge la "imposible" ecuación. Cinco panes, dos peces = cinco mil hombres + mujeres + niños.3

Jesús la resuelve agradeciendo. O lo que es lo mismo: reconociendo la obra de Dios, la única realidad. Mirando en la dirección correcta. No a los oscuros límites del mundo onírico de la existencia mortal. Se multiplica cuando se ve correctamente. Contemplar la Verdad, suscita la gratitud. La auténtica, no la que nace como respuesta educada y no sentida ante algo que no se valora.

La gratitud, el reconocer, el saber ver lo que hay, es la fuente y el soporte de la provisión. Por eso, acuñaría como recordatorio de nuestro patrimonio la frase siguiente: "Sabemos lo que tenemos cuando agradecemos". Pero antes de teclear el punto final de esta reflexión compartiré el significado de "patrimonio". El diccionario nos informa: "lo dado por el padre". Y no lo olvidemos: nuestro padre es "el del cielo." El Bautista afirmó: "Nada puede recibir el hombre, si no fuere dado del cielo". 4

Y el Cristo añadirá en palabras del maestro Jesús: "Todo lo mío es tuyo". Luego… todo lo de Dios es nuestro.

1 Mateo 25:14-30.
2 Veáse en numerosos pasajes de Ciencia y Salud. Como muestras en las páginas 302 y 360.
3 Lucas 9:10-17.
4 Juan 3:27.

Autor(a)
José Rodríguez Peláez, practicista
Alhaurín El Grande, España
www.rodriguezpelaezcs.org

Todos los derechos The Christian Science Sentinel ©

«Difundir Artículo»

DESCARGAR GRATIS LEER

SALUDABLEMENTE #56

qr

DESCARGAR NÚMEROS ANTERIORES

  • Saludablemente #56
    DescargarLeer
  • Saludablemente #55
    DescargarLeer
  • Saludablemente #54
    DescargarLeer
  • Saludablemente #53
    DescargarLeer
  • Saludablemente #52
    DescargarLeer
  • Saludablemente #51
    DescargarLeer
  • Saludablemente #50
    DescargarLeer
  • VER TODAS

    Contáctanos Aquí

    Teléfono: 5093952

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook
    clientes

    Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México. Leer nuestro Aviso de Privacidad. Diseñado y producido por Mercadotecnia Especializada.


    Teléfono: 5093952    Email: hola@saludablemente.com.mx  

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook