YouTube Issuu Twitter Facebook

Un rabino habla acerca de la ciencia cristiana

Octubre de 2012 · Por: Revista Saludablemente
Un rabino habla acerca de la ciencia cristiana

En marzo, el Rabino David Louis, de Kiryat Gat, Israel, hizo un notable relato de una curación en la Reunión de Testimonios del mediodía en el edificio original de La Iglesia Madre. En las semanas siguientes, el Rabino Louis se encontró con varios de sus nuevos amigos en la Iglesia y en La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana, incluyendo al Secretario Nathan Talbot y la Editora en Jefe, Mary Trammell. Su viaje espiritual ilustra tanto la curación universal que abraza la Ciencia Cristiana como la Iglesia que fundó Mary Baker Eddy. Estos son algunos extractos del reportaje de Mary Trammell con el Rabino realizado para el programa radial del Sentinel.

Rabino Louis, ¿podría darnos una pequeña reseña de lo que ha sido su camino espiritual? ¿Qué lo llevó a ser rabino?

Bien, yo nací judío en Peoria, Illinois, EUA, y mis padres me dieron cuanta educación judía estaba disponible. Mis años de universidad fueron los años de la guerra de Vietnam, y yo estaba en una universidad muy importante que fue una especie de centro de turbulencia. Había grandes movimientos populares de estudiantes, de búsqueda de las religiones orientales, y muchas personas volviendo a las religiones raíces. Yo me acerqué a muchas de las diferentes religiones hasta que vine a la mía. Estudié en el seminario para rabinos en Nueva York, y luego vine a Israel, me casé, y fui ordenado como rabino en el campo de la metafísica de la Cábala judía. Estuve enseñando Cábala, y también trabajando como músico profesional.

Cuéntenos acerca de la Cábala.

La Cábala es un lenguaje para hablar sobre espiritualidad. En la música tienes 7 notas, y a través de las combinaciones de esas notas se hace toda la música. Al hablar de las cosas espirituales, la Cábala nos provee de un lenguaje. Hay 10 esferas. Podemos hablar de la completa materialidad, de la parcial materialidad, de la parcial espiritualidad, y de la completa espiritualidad. En este sentido la Cábala está en perfecta sintonía con la Ciencia divina, coincide con la completa espiritualidad en la cual la materia es reconocida como no existente.

¿Y cómo encontró usted, entonces, la Ciencia Cristiana?

Cuatro años atrás mi padre anciano estaba sufriendo de uno de los estadios de un cáncer terminal, y yo vine para estar con él. Lo habían llevado a su casa, lo atendían 24 hs, y estaba conectado a tubos. Salí para dar una caminata por el vecindario. Y había un cartel que decía Sala de Lectura de la Ciencia Cristiana. Y el letrero decía que la Sala de Lectura estaba abierta dos horas por día, y sucedió que yo estaba allí en el momento justo. Entré. En aquel momento, no sabía nada acerca de la Ciencia Cristiana en sí. Yo sabía de la existencia de la Ciencia Cristiana de mis tiempos de estudiante. Cada aeropuerto importante tiene una Sala de Lectura de la Ciencia Cristiana, entonces había tenido la oportunidad de mirar algunos libros. Y sabía que había allí algo con respecto a la curación. Bueno, me senté con una señora en la Sala de Lectura, y le conté acerca de mi padre. No recuerdo las ideas específicas que fueron dichas, pero volví a casa inmediatamente y le dije a mi padre: "Tú te vas a recuperar por completo". Cuando visité la Sala de Lectura, la gente de allí, maravillosa gente, no me estaba ofreciendo una suerte de ideas intelectuales. Eran la ternura y la oración, la atmósfera, la gracia. Ahora, en retrospectiva, es claro para mí que probablemente esos Científicos Cristianos estaban orando.

Me gusta mucho la manera en que lo cuenta, que usted sintió la atmósfera, el amor, la curación, la oración.

Cada día volvía a la Sala de Lectura, y cuando llegó el domingo, fui al servicio. Al tercer día, mi padre se sintió animado y deseó comer. Él no comía desde hacía tres meses. Entonces comió yogurt y helado. En el cuarto día, quiso comer huevos revueltos y panqueques, y yo comencé a ir y venir del supermercado. Para el quinto día se había levantado de la cama. Quiso ir a comer a la cocina. Con un andador y la enfermera con él, comió en la cocina. Para el sexto día ya estaba sentado enfrente del televisor en el living. En el sexto día decidió que quería ocuparse otra vez de sus asuntos. Él había dejado sus asuntos en manos de un abogado. Para hacer eso, tuvo que comprobar que ahora estaba en condiciones de hacerlo. En aquel entonces fue a un hospital para realizar un chequeo durante el séptimo día. Caminó hasta el banco con su andador y caminó con el aplauso de todas las personas que estaban allí. Fue realmente un buen momento. Tenía ya sus asuntos nuevamente en sus manos. Volvimos a casa y recibimos un llamado del hospital diciendo que él se hallaba completamente sano de aquello que sufría. Y de hecho lo estaba. Vivió alegre y saludablemente durante un año más. Y esta fue mi introducción a la Ciencia Cristiana. Todos sus doctores y la gente que lo había conocido vinieron a verlo a la casa, y se quedaron atónitos. Lo que yo realmente había presenciado fue una verdadera resurrección. Esto cambió mi vida. Decidí que la Ciencia Cristiana es verdad y que yo intentaría encontrar qué era, la estudiaría, y dedicaría mi vida a ello. Y eso es exactamente lo que he hecho.

¿Cómo la ha estudiado? Imagino que investigó en el libro "Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras" por Mary Baker Eddy.

Al principio no. Yo no sabía acerca de Ciencia y Salud. Todo lo que sabía era acerca de la Sala de Lectura y que mi papá se había recuperado por completo. Volví a Israel y busqué en Internet. Eventualmente me di cuenta de que la Ciencia Cristiana tiene su centro en Boston.

Boston es el lugar donde se encuentran las oficinas centrales de la Iglesia. Pero la Ciencia Cristiana es un movimiento mundial.

Pero yo sabía que Boston era el centro, y dije, ese debe ser el lugar para comenzar. Entonces, algunos meses después, vine a este mismo edificio (La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana), y fui a la Biblioteca Mary Baker Eddy. Pedí ver a un practicista de la Ciencia Cristiana. Y alguien me indicó un centro espiritual de curación en la Avenida Massachussets, que está abierto al público. Se llama Soluciones a través de la Oración. Allí hay un practicista de la Ciencia Cristiana, y cualquier persona es bien recibida para entrar y hablar con él o ella. Y eso hice. Hablé con el practicista allí, y él comenzó un tratamiento de oración por mí. Y nos mantuvimos comunicados por e-mail cuando regresé a Israel.

¿Y en aquel momento consiguió Ciencia y Salud?

Le compré uno al practicista. Y él me estuvo mandando pasajes de Ciencia y Salud. Siguió conmigo durante estos primeros tiempos como un guía.

¿Y hubo algunos pasajes en particular de Ciencia y Salud que resonaron en usted?

Mi primer trabajo espiritual era resolver lo que parecía ser una dicotomía entre mi vida religiosa judía y mi profundo interés en la Ciencia Cristiana. ¿Cómo podían ser compatibilizadas estas dos cosas? Ciertamente en un nivel experimental era claro para mí, que sí podían ser compatibles. Pero debía tener alguna suerte de plataforma sobre la cual estar apoyada. Entonces puse mi atención en un pasaje que comienza al final de la página 360 de Ciencia y Salud con su explicación brillantemente metafísica y lógica acerca de cuál es el común denominador, la interfase entre la teología de la Ciencia Cristiana y la teología judía.

¿Nos leería ese pasaje?

"… hoy, el judío y el cristiano pueden unirse en doctrina y religión sobre la base misma de las palabras y obras de Jesús. El judío cree que el Mesías o Cristo no ha venido aún; el cristiano cree que Cristo es Dios. Aquí interviene la Ciencia Cristiana, explica esos puntos doctrinales, anula el desacuerdo y resuelve el problema. El Cristo, como la verdadera idea espiritual, es el ideal de Dios ahora y para siempre, aquí y en todas partes. El judío que cree en el Primer Mandamiento es monoteísta; tiene un solo Dios omnipresente. Así el judío se une a la doctrina del cristiano, de que Dios ha venido y está presente ahora y eternamente. El cristiano que cree en el Primer mandamiento es monoteísta. Así se une virtualmente a la creencia del Judío en un solo Dios y reconoce que Jesucristo no es Dios, como Jesús mismo lo declaró, sino que es el Hijo de Dios."

¿Y qué significó, entonces, eso para usted?

Estamos mirando las tres palabras, Dios, Cristo y Jesús, desde tres diferentes perspectivas – desde la perspectiva de los judíos, los cristianos, y los Científicos Cristianos. Los cristianos agrupan a las tres en un solo grupo; Dios, Cristo y Jesús no tienen distinción. Jesús es Dios, el Cristo es Dios, el Cristo es Jesús etc. Esto es inaceptable para el pensamiento judío porque Jesús es un hombre. Nosotros no queremos deificar al hombre. Pero la Ciencia Cristiana toma esta lista -Dios, Cristo y Jesús- y los distingue de una manera única. Primero que todo, Jesús se diferencia de Dios. Jesús era un hombre, el reflejo del Cristo. El Cristo en la Ciencia Cristiana es "el ideal de Dios ahora y para siempre". El Cristo es la idea que tiene Dios del hombre, el hombre perfecto. Este es el concepto que también tiene el judío acerca del Mesías, el hombre perfecto. Entonces ahora vemos que la Ciencia Cristiana, la cual acepta que Jesús no es Dios, está perfectamente de acuerdo con el judaísmo, el cual dice lo mismo. Los judíos dirán: "Bien, entonces, ¿qué es el Cristo? ¿No creen ustedes que es lo mismo que Jesús?" Y la Ciencia Cristiana dice: "No. El Cristo está en todos nosotros. Es eterno. Es el eterno pensamiento de Dios sobre el hombre". Cristo Jesús fue un rabino que guardaba los mandamientos judíos. Y ahora en mi vida, la Ciencia Cristiana está iluminando mi pensamiento metafísico judío, lo cual para mí, personalmente, es una cosa. Hay un solo Dios.

¿Qué cosa de la Ciencia Cristiana es lo que más toca su corazón?

Luego de conocer acerca de la Ciencia Cristiana, yo tenía algunas frustraciones que me perturbaban espiritualmente. Tenía un hijo rebelde. Y yo respondía como un padre obstinado. Esto básicamente creaba una situación de muy serios distanciamientos por los cuales yo sufría enormemente, y estoy seguro de que él también. Una de las primeras cosas que comprendí en la Ciencia fue acerca del amor y del papel central que tiene el amor en la curación y en la oración. Entonces hice para mí una sesión diaria, a veces durante horas, de quedarme a solas conmigo mismo en mi habitación y me dedicaba a amar a mi hijo. Yo ni siquiera sabía dónde él estaba. Yo simplemente le enviaba oleadas de amor a través del espacio espiritual. Luego de cierto tiempo, hablamos por teléfono, por primera vez en muchos años. Pasó un mes y volvimos a tener otra conversación, y entonces cenamos juntos. Nos abrazamos, y esto se fue. El distanciamiento se fue por completo.

¿Cómo reaccionó la familia ante su estudio de la Ciencia Cristiana?

Principalmente fue mi esposa la que vio lo que estaba sucediendo. Ella me vio regresar junto a mi hijo. Cuando este problema fue resuelto, ella estaba ya conmigo. Me animó para que regresara a Estados Unidos y buscara un Maestro de la Ciencia Cristiana.

¿Y la Clase de Instrucción Primaria le fue de ayuda?

Eso puso las cosas en un enteramente nuevo punto de equilibrio. Aportó claridad, una visión global de lo que es el alcance total de la Ciencia Cristiana. Hace poco, sentí la necesidad de hablar abiertamente con mis hijos acerca de la Ciencia Cristiana. Entonces hicimos una reunión familiar en la cual todos mis hijos mayores, mis seis hijos, y mis dos yernos y mi nuera y toda la familia, la familia grande, se reunieron. Estaban preparados para que papá les hablara. Les dije lo que había estado haciendo acerca de la curación. Les conté que de ninguna manera la Ciencia Cristiana interfiere con mi observancia judía. La Ciencia Cristiana es universal. Ilumina todas y cada una de las cosas. Si yo soy rabino, me convierto en un rabino iluminado. Si tú eres un hombre de negocios, serás un hombre de negocios iluminado.

O si tú estás en alguna otra religión también, ¿no es así?

La Ciencia Cristiana se extiende a todas las religiones porque es una meta-religión. Hasta donde sé, la Sra. Eddy no estaba interesada originalmente en comenzar una denominación religiosa. Ella pensaba que el mundo cristiano aceptaría las enseñanzas. Pero no fue así como ocurrió; el mundo no estaba aún preparado para tal cosa. Entonces comenzó la Iglesia de la Ciencia Cristiana. Pero la Ciencia Cristiana es universal. Y les expresé esto a mis hijos. Ellos me entendieron. Entonces todos estuvieron a mi lado. Mis yernos son rabinos. Uno es el principal de un seminario de rabinos. Mis dos hijos también son rabinos. Y todos ellos dijeron: "Inténtalo, papá. Todo está bien". Fue hermoso.

Entonces, ¿usted siente que hay receptividad a la Ciencia Cristiana en Israel?

La única cosa sobre la cual yo tengo que ser cuidadoso, es acerca de este punto: que Cristo Jesús no es Dios. Una vez que esto se entiende, no hay problemas con la ley judía o su teología. La Ciencia Cristiana es única en esta comprensión. Israel en general está muy abierto a la curación. Yo estoy seguro de que la voluntad de Dios dará la comprensión acerca de lo que es la curación en Israel, y esto promete ser una cosa verdaderamente gloriosa.

¿Cuál ve usted que es el rol de la Ciencia Cristiana en el mundo entero?

La Ciencia Divina es la revelación infinita de los pensamientos de Dios en una manera que cualquier ser humano, cada mujer o varón que lo desee y tenga el deseo de dedicarle tiempo y esfuerzo al estudio, pueda entender. Tenemos, como lo declara Mary Baker Eddy tan bellamente, la "consciente, constante capacidad" de comprender a Dios. Somos todos profetas de Dios, en el sentido de que todos podemos escuchar Su palabra. Él nos habla todo el tiempo a todos. Nosotros sólo tenemos que aprender cómo oír Su lenguaje. También tenemos que aprender cómo orar. El deseo de la bondad, el deseo de la bondad infinita, es oración. Dios mismo tomará tu deseo y lo elevará y lo transformará en oración. Ese es Su trabajo.

Eso tiene implicancias importantes para la paz mundial -y para la paz en Medio Oriente.

Absolutamente. El Medio Oriente tiene la característica de ser una especie de microcosmos del mundo entero. Israel mismo es un microcosmos – todas las religiones, todas las civilizaciones, todas las culturas en el mundo están allí condensadas en un país que no es más grande que el área del gran Boston. Pero si la Ciencia Cristiana llega a ser comprendida entre la gente judía, y la gente cristiana, y los árabes, y la gente del Islam en nuestra región del Medio Oriente- entonces este es un buen laboratorio para que sea entendida en el mundo entero. Hay un solo Dios, una Verdad, una bondad. Y la Ciencia es la Ciencia: es científica.

¿Y cuál ve usted es su rol como Científico Cristiano que a su vez es rabino?

Ciertamente mi meta inmediata tiene dos facetas. Una, volver a casa, Israel y tomar todo lo que he aprendido y vivirlo en Israel. Y en una manera silenciosa, simple, cordial, buscar oportunidades para decir una buena palabra. Los chicos están realmente listos para esto en Israel. Tienen una gran liberalidad en materia espiritual, y son grandes investigadores.

Y el otro aspecto de mi interés es hablarles a los Científicos Cristianos, el cual es un mundo totalmente diferente, ya que ellos ya conocen la verdad y la Ciencia. Yo les quisiera hablar a los jóvenes Científicos Cristianos, y alentarlos, mostrándoles cuán vasto es el instrumento de comprensión que tienen para cualquier carrera que sigan. Mary Baker Eddy tocó este punto, que nadie, nadie ha tocado. Yo estudié metafísica durante 40 años. En mi visión, no puede existir paz mundial sin una comprensión de los escritos de Mary Baker Eddy, su vida -por lo que ella atravesó. Entendiendo estas cosas, tú te estás uniendo a la expresión única del pensamiento de Dios para nuestros tiempos en el más moderno, el más inmediato sentido. Yo estoy verdaderamente dedicando el trabajo de mi vida a hacer que este punto sea claro para la gente de mi país y para los rabinos que trabajan conmigo.

Y lo mismo es verdad para los Científicos Cristianos que ya conocen esta hermosa Ciencia. Ellos también deberían apreciar lo que tienen. La gente joven puede que no vea el gran regalo que ellos ya tienen en sus manos. Entonces yo enfatizaría cuán precioso es el trabajo de Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras. Cuán precioso y valioso es para la culminación de las aspiraciones de toda la humanidad. Es la ley de Dios.

Autor(a)
Traducción libre del artículo publicado en el The Christian Science Sentinel del 11 Mayo de 2009, titulado "A rabbi talks about Christian Science".

Todos los derechos The Christian Science Sentinel ©

«Difundir Artículo»

DESCARGAR GRATIS LEER

SALUDABLEMENTE #56

qr

DESCARGAR NÚMEROS ANTERIORES

  • Saludablemente #56
    DescargarLeer
  • Saludablemente #55
    DescargarLeer
  • Saludablemente #54
    DescargarLeer
  • Saludablemente #53
    DescargarLeer
  • Saludablemente #52
    DescargarLeer
  • Saludablemente #51
    DescargarLeer
  • Saludablemente #50
    DescargarLeer
  • VER TODAS

    Contáctanos Aquí

    Teléfono: 5093952

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook
    clientes

    Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México. Leer nuestro Aviso de Privacidad. Diseñado y producido por Mercadotecnia Especializada.


    Teléfono: 5093952    Email: hola@saludablemente.com.mx  

    ESCRÍBENOS
    YouTube Issuu Twitter Facebook